martes, 31 de octubre de 2017

Como actuar ante un atragantamiento: Campaña SOS Respira de la Fundación Mapfre

Este fin de semana, estando de compras en un centro comercial nos encontramos con un stand de la Fundación  Mapfre cuyo lema era SOS Respira. Una de las chicas que estaban allí se nos acercó para ofrecernos una charla totalmente gratuita de como actuar ante un caso de atragantamiento tanto en adultos como en niños.
Fue una charla de unos 5-10 minutos con parte práctica al final de cómo realizar la maniobra de Heimlich.



¿Qué aprendimos en la charla?

Para empezar tenemos que distinguir entre dos tipos de atragantamiento: el leve y el grave.

En el atragantamiento leve la persona tose, puede respirar y puede hablar. En cambio en el atragantamiento grave la persona afectada no puede toser, ni hablar y, lo más importante, no puede respirar. En este caso, solo disponemos de aproximadamente 1,5 minutos para actuar.

En el caso de que nos encontremos ante un atragantamiento leve lo único que hay que hacer es animar a la persona que se está atragantando a que tosa, siempre que sea posible incorporada y con el torso inclinado hacia delante. En el caso de un bebé lactante (menor de 1 año) hay que hacerle llorar, ya que así su diafragma ayuda a expulsar el objeto que está provocando el atragantamiento. Nunca debemos ofrecer agua ni pan ni nada de comida ya que puede irse hacia el pulmón.

Si nos encontramos ante un atragantamiento grave, lo primero que debemos hacer siempre es llamar al 112, por si el caso empeora que tengan tiempo de llegar. Si ya hay alguien llamando o ya hemos realizado dicha llamada entonces debemos actuar. En primer lugar si no conocemos a dicha persona debemos presentarnos y decirle que sabemos como actuar y le vamos a ayudar. En caso de que el atragantado sea un niño pequeño, eso mismo se lo diremos a sus padres. ¿Por qué es importante hacer esto? Pues para evitar que la persona se ponga más nerviosa o piense cosas raras...Si conocemos a la persona obviamente este paso nos lo saltaremos.
A continuación procederíamos a realizar la maniobra de Heimlich, que dependiendo de la edad y las condiciones físicas de la persona a la que se la tengamos que hacer se realizará de una u otra manera.

La maniobra de Heimlich en bebés de menos de 1 año

La forma de actuar con un menor de 1 año es la siguiente:

  1. Sentados en una silla, adelantamos una pierna.
  2. Sobre nuestro brazo estirado encima de la pierna con la palma de la mano hacia arriba, tumbamos al bebé boca arriba, sujetándole la cabeza de tal manera que su cabeza quede por debajo del resto del cuerpo.
    Posición  en la que debemos coger al bebé


  3. Con los dedos índice y corazón de la mano que tenemos libre, presionamos entre los dos pechos hacia dentro y hacia arriba (hacia el cuello) 5 veces.
    Aplicamos las presiones entre ambos pechos
  4. A continuación adelantamos la otra pierna y cogiendo al bebé por el mentón y sin taponar la boca le damos la vuelta de forma que quedaría boca abajo siempre con la cabeza más baja que el resto del cuerpo.
    Punto en el cual se deben dar los golpes
  5. Ahora le damos 5 golpes con el talón de la mano entre los omóplatos. Para evitar accidentes de que se nos pueda caer el niño hacia delante podemos cogerle de la cara pero siempre dejando libre la boca para que pueda salir el objeto que está causando el atragantamiento.
    Zona de la mano con la cual se deben dar los golpes
  6. Si el objeto no ha salido, repetir estos pasos.


La maniobra de Heimlich en personas de más de 1 año

Siempre que sea posible, la persona que se está atragantando debe estar de pie y con el torso inclinado hacia delante para favorecer la expulsión del objeto que causa el atragantamiento.

  1. Sujetamos a la persona y con el talón de la mano le damos 5 golpes (fuertes) entre los omóplatos.
  2. A continuación metemos una pierna entre las suyas y abrazamos desde atrás a la persona.
  3. Cerramos el puño de una de nuestras manos y ponemos la zona que os muestro en la imagen en la boca del estómago que se encuentra cuatro dedos por encima del ombligo.
    Colocamos la mano de esta forma cuatro dedos por encima del ombligo
  4. Colocamos la otra mano abierta sobre el puño y hacemos 5 presiones hacia dentro y hacia arriba.
  5. Si el objeto no ha salido repetimos los pasos.


La maniobra de Heimlich en personas obesas o embarazadas

En este caso la maniobra sería igual que en el caso anterior pero en vez de colocar el puño en la boca del estómago lo colocaremos entre los dos pechos, ya que así evitaremos causar lesiones.

Donde puedo obtener más información

La fundación Mapfre está realizando varias actividades y formaciones relacionadas con la campaña SOS Respira a lo largo de la geografía española. Podéis encontrar información sobre esta campaña en su página web, en donde se informa en que centros y durante que fechas se realiza esta campaña. De verdad, si podéis asistir a alguna charla hacedlo, puesto que merece la pena, ya que además de darnos todas las explicaciones y resolver todas nuestras dudas podemos practicar la maniobra con la persona que imparte la charla.
Además, han desarrollado una aplicación tanto para iOS como para Android en la cual os explican todo bastante bien y con vídeos y que nunca viene mal tenerla en nuestros teléfonos para recordarlo de vez en cuando ya que nunca sabemos cuando vamos a necesitarlo.

Y vosotros, ¿sabéis actuar ante un atragantamiento?¿Conocéis mas iniciativas parecidas a estas? Podéis dejarnos vuestros comentarios en el blog y en nuestras redes sociales.