jueves, 10 de noviembre de 2016

Taller de música y psicomotricidad Pequeritmo

Hace unos días tuvimos la suerte de poder asistir a un taller que se impartía en nuestra localidad de música y psicomotricidad para los más peques organizado por Pequeritmo gracias a la Asociación Cultural Espacio Borboleta. Tanto a nosotros como a nuestro peque nos gustó bastante y lo pasamos muy bien, y eso que al peque ya le andaba rondando uno de los múltiples virus por los que hemos pasado...




¿Qué es Pequeritmo?

Como podéis ver en su web, Pequeritmo es un proyecto en el cual se trabaja la estimulación musical temprana y la educación musical. Realizan clases y talleres en distintos puntos de la comunidad de Madrid tanto para bebés como para niños de hasta 5 años.

En el siguiente vídeo, sacado de su canal de Youtube, podéis ver un poco en que consisten sus talleres:


¿A que se dedica la Asociación Cultural Espacio Borboleta?

La asociación cultural Espacio Borboleta, como cuentan en su web, es una asociación formada por 6 familias cuyo objetivo es fomentar la crianza natural.  Organizan talleres y actividades orientadas a niños y charlas y cursos para padres siempre orientados hacia la crianza natural, disciplina positiva, inteligencia emocional...Podéis informaros sobre sus actividades tanto en su blog como en su Facebook.

¿En que consiste el taller?¿Para que edad es?

Se trata de un taller en el cual a través de la música se trabaja la psicomotricidad y la expresión corporal. Nuestro grupo era de bebés entre 9 y 24 meses. Después de nosotros había otro grupo de niños de 2 a 4 años.

En el taller usamos materiales como los huevos de percusión, maracas o pulseras con cascabeles. Además el profe utilizó instrumentos como la guitarra y el acordeón que llamó mucho la atención de todos los niños. Los huevos de percusión fueron el material que más les gustó a los niños, sobre todo cuando descubrieron que los podían tirar al suelo y rodaban como una pelota, jeje.

Todo el taller se desarrolló con música y sonidos de la naturaleza (viento, lluvia...) y haciendo bailes, los más peques y los más perezosos en brazos de los padres, los demás andando en el suelo, y también, sentados en el suelo haciendo movimientos con las manos y los pies, utilizando pañuelos de colores...

El taller dura aproximadamente una hora pero se hace muy corto. Además se fomenta la autonomía del niño, no obligándole a hacer ninguna actividad que no quiera y dejándole que se mueva libremente dentro del espacio en el que se desarrolla el taller.

A nosotros nos gustó bastante y Hugo parece que se lo pasó bien, así que posiblemente repetiremos en un futuro.

Y vosotros, ¿disponéis de alguna asociación similar en vuestras localidades?¿Habéis asistido algún taller de este tipo?¿Nos recomendáis algún otro taller para los peques? Podéis dejar vuestras respuestas en los comentarios.