martes, 17 de enero de 2017

Crucero Costa Diadema con un bebé: La Spezia

Legamos al puerto de La Spezia.

Desde este puerto las excursiones más habituales son Florencia/Pisa o Cinqueterre. Nosotros no conocíamos Pisa y nos pareció una excursión fácil y relajada para hacer con el peque.

Como en todas las escalas de este crucero, nos organizamos la excursión por nuestra cuenta. Para ello cogimos un tren desde La Spezia hasta Pisa, como era algo que teníamos pensado que si que queríamos hacer, llevábamos los billetes ya sacados de casa, así ahorramos algo de tiempo. Los reservamos a través de la página de GoEuro, el trayecto dura entre hora y hora y media dependiendo de si cogemos el express o no y viene a costar entre 10 y 15€ por persona (los niños menores de 4 años no pagan). Nosotros cogimos el express, pero nos mereció la pena pagar un poco más para poder estar más tiempo en Pisa.



El tránsito peatonal dentro del puerto está prohibido, por tanto hay que coger un autobús gratuito que pone el puerto desde el barco hasta la salida del puerto. Desde allí, para llegar hasta la estación de tren se puede ir andando en un paseo de unos 25 minutos aproximadamente. La ruta a seguir sería la siguiente:
Ruta a pie desde salida del puerto de La Spezia hasta la estación de tren
También se puede coger un autobús en la Catedral que te deja en la estación de tren en unos 15 minutos, el número del autobús es el 3.

Como teníamos tiempo más que suficiente hasta la hora que teníamos que coger el tren, optamos por ir andando y así ver un poquito de la ciudad, aunque tampoco tiene mucha cosa.

Una vez en Pisa, nos dirigimos a la oficina de turismo que hay en la Piazza Vittorio Emanuele en donde pedimos algo de información y un plano. Por el plano nos cobraron 1€, pero yo os lo dejo aquí por si lo queréis llevar impreso de casa:

Plano turístico de Pisa
Nosotros hicimos más o menos la ruta morada hasta llegar a la Piazza dei Miracoli, que es donde se encuentra el conjunto monumental dentro del cual está la famosa torre inclinada. Una vez allí fuimos a la taquilla para ver los precios para entrar a cada monumento y decidir que visitaríamos, ya que el tiempo lo teníamos limitado. Aquí está la lista de precios:

Lista de precios del conjunto monumental de la Piazza dei Miracoli
Por tema logístico la subida a la torre se nos hacía un poco imposible (carro, bolso del carro, niño...) , además no permiten la subida a menores de 8 años, así que lo descartamos y decidimos hacer la visita de 1 monumento más catedral. El monumento que elegimos fue el Baptisterio, que es el más grande de Italia y que tiene una característica particular, su acústica crea un eco que recuerda al sonido de un órgano. De hecho, mientras estábamos visitándolo, la chica de la entrada cerro todas las puertas, se colocó en el centro del Baptisterio y comenzó a cantar. El sonido era espectacular.

Baptisterio

Interior del Baptisterio
Tras salir del Baptisterio tuvimos que dar de comer al peque, así que con nuestro termo calienta-biberones, el cual pedimos por la mañana en el barco que nos lo llenaran de agua hirviendo, le calentamos un potito y le dimos de comer con el paisaje de la catedral y la torre inclinada enfrente.

Después de esta necesaria parada, entramos a visitar la catedral y aprovechamos que aun nos quedaba un poco de tiempo antes de tener que volver para hacernos las típicas fotos sujetando la torre, que es muy de turista 😂.

Interior de la Catedral

Torre inclinada de Pisa
Tras estas visitas regresamos otra vez a la estación de tren, esta vez siguiendo la ruta amarilla del plano para conocer un poco más de Pisa. Paramos a comprar unas porciones de pizza para matar un poco el gusanillo y nos las comimos de camino a la estación de tren. Una vez allí en la estación como teníamos todavía hambre (ya eran las 3 de la tarde...) y todavía nos quedaban casi dos horas para llegar al barco, nos cogimos unas hamburguesas del McDonalds y nos las comimos en el anden mientras esperábamos nuestro tren.

Ayuntamiento de Pisa

Estación de tren

Al igual que para la ida, una vez en La Spezia, bajamos dando una vuelta por la zona más comercial hasta coger la lanzadera del puerto para llegar al barco a relajarnos y coger fuerzas para el día siguiente.

Y vosotros, ¿habéis visitado Pisa?¿Qué es lo que más os ha gustado? Podéis dejar vuestros comentarios y si os ha gustado, ¡compartid!