jueves, 28 de abril de 2016

Hablemos de pañales

Una de las cosas que tenemos que tener preparadas para cuando nace nuestro peque y que nos acompañarán durante muuuucho tiempo son los pañales.


Los hay de distintos tipos, marcas y tamaños. Los más conocidos y usados en los últimos tiempos son los desechables, aunque últimamente se están poniendo bastante de moda los pañales de tela o pañales reutilizables, es decir, los que hemos llevado casi todos los nacidos hasta principios de los 80.


Yo de estos últimos no os puedo hablar mucho porque no los hemos usado con Hugo. Se que son más respetuosos con el medio ambiente, menos propensos a dar alergia y dicen que al final echando cuentas salen más baratos. Si queréis más información sobre ese tipo de pañales podéis preguntar en cualquier tienda de crianza natural.


Y visto que todo parecen ventajas con los pañales de tela os preguntareis…¿por qué usáis desechables?



Pues por dos motivos muy simples. El primero, que se van comprando poco a poco, por tanto el desembolso inicial es muchísimo menor y además casi seguro que bastante gente te va a regalar pañales cuando nazca la criatura, así que…¿por que no aprovecharlos?


El segundo motivo es la comodidad, si vas a cualquier sitio y el niño se hace caca (de hecho lo hará en el momento más inoportuno) le cambias en cualquier lugar, tiras el pañal y listo. No me imagino yéndome a pasar el día fuera o incluso de vacaciones y guardando todos los recambios sucios en una bolsita para meterlos en la lavadora nada mas llegar a casa.


Respecto al tema de lo que cuestan los pañales desechables, aquí os dejo un vídeo que os explica como podéis ahorrar en la compra de pañales y toallitas desechables.




Mi recomendación es que, si os decidís por pañales desechables, durante los primeros meses no compréis impulsivamente como si fuese a haber una guerra nuclear y os fueseis a quedar sin ellos. Los niños crecen muy rápido y seguramente la gente os regale pañales, así que hasta que el niño pase a talla 3, podéis ir comprando poco a poco. A partir de esa talla se va estabilizando el crecimiento y podréis comprar en mayores cantidades, aunque como todo, depende del niño pero eso lo iréis viendo sobre la marcha.


Para terminar, os quería hablar de un invento que aunque pueda parecer una tontería a nosotros nos ha sido muy útil. Se trata de un cubo para tirar los pañales.


Cubo de pañales
Cubo de pañales abierto




















El funcionamiento es sencillo, lleva una bolsa que al tirar los pañales los va envolviendo como si fueran una ristra de chorizos (la comparación es muy acertada en este caso, jeje) evitando malos olores y evitando también tener que bajar la basura cada cambio de pañal, que con los días de lluvia que hemos tenido por Madrid no apetece lo más mínimo.


Como quedan sellados los pañales

Cada recambio dura aproximadamente un mes, pero todo depende de la cantidad de pañales diarios que use vuestro peque y del tamaño de estos, ya que no abulta lo mismo un pañal de talla 1 que uno de talla 4…


Recambio del cubo de pañales

Tanto el cubo como los recambios los podéis encontrar tanto en tiendas físicas como en tiendas online. Donde mejor los hemos encontrado de precio es en Amazon, os dejo los enlaces por si estáis interesados en comprarlos que os ahorréis un dinerillo.





Ahora mismo está más caro pero el paquete de 9 recambios los hemos llegado a comprar a 30€, así que ¡estad atentos a las ofertas!


Si queréis comentarnos algo o darnos vuestra opinión no dudéis en hacerlo! y si os ha parecido interesante, compartidlo con vuestros contactos!


Nos vemos en el próximo post!!