viernes, 2 de septiembre de 2016

Crucero Costa Diadema con un bebé: Escala en Mallorca

La primera escala de nuestro crucero fue Mallorca. El barco llegó a Palma sobre las 8 de la mañana y teníamos que estar en el barco de vuelta antes de las 17:30. El puerto está alejado de la zona turística de Palma de Mallorca asi que decidimos coger el autobús lanzadera de Costa para ir hasta allí. Este autobús tiene un coste de 10€ por persona mayor de 3 años y se pueden hacer tantas veces como se quiera los trayectos del barco a debajo de la catedral y viceversa. La frecuencia del autobús es cada media hora.



Nosotros compramos los billetes el mismo día. Para comprarlos se puede hacer tanto en la oficina de excursiones del barco durante su horario de apertura y si no en tótems interactivos que hay en varias cubiertas del barco.

Totems para comprar excursiones

Al comprar los billetes el mismo día resulta que la oficina de excursiones estaba cerrada, por tanto los compramos en uno de los tótems. El procedimiento es muy sencillo, se mete la tarjeta (la misma que es llave del camarote) en el tótem, se selecciona la excursión a contratar (en este caso: autobús lanzadera de Palma de Mallorca), se selecciona el número de pasajeros incluyendo a los menores de 3 años aunque no paguen y se confirma la compra. La propia máquina imprimirá los tickets de la excursión. Muy importante después de la compra cerrar sesión ya que si la dejamos abierta alguien podría acceder a nuestros datos e incluso comprar excursiones que nosotros no queremos.

Bien, pues tras desayunar y comprar los billetes del autobús nos dirigimos a la salida del barco para ir a visitar Palma. La lanzadera deja justo enfrente del Parc de la Mar que es el parquecillo que hay debajo de la catedral. En ese mismo parque hay un puesto de información turística, así que fuimos a pedir un plano y algo de información y...¡sorpresa! era el día de las Islas Baleares y el chico que estaba en el puestecillo y que debía estar cabreado por trabajar un festivo o no tenia ni idea de nada nos dijo que no íbamos a poder visitar nada porque al ser festivo cerraban todo, aun así nos dio un plano por si queríamos ver algo por fuera. A mi la verdad que me parecía raro y hoy en día con el Internet del móvil se puede consultar todo, así que fuimos camino de la catedral mientras buscaba horarios en el móvil y adivinad que pasó...todo estaba abierto y además al ser la fiesta autonómica había jornada de puertas abiertas en casi todos los sitios, osea que se entraba gratis. Me dieron ganas de bajar otra vez al puesto de turismo a decirle al chaval que estaba totalmente equivocado...

Para subir a la catedral y al palacio de La Almudaina con el carro es un poco rollo, ya que la ruta más rápida es por escaleras y si no, hay que dar un poco de vuelta y subir por una calle un poco empinada (aunque después de la que subimos en Barcelona para ir al Park Güell esta no era nada :P)

Comenzamos nuestra ruta subiendo a la catedral a la cual, al ser jornada de puertas abiertas no nos costó nada entrar. Creo que de normal la visita a la catedral y los museos diocesanos son 7€ por adulto.

Catedral de Palma

Tras la visita a la catedral entramos al palacio de La Almudaina. Al igual que ocurría con la catedral, había jornada de puertas abiertas y nos ahorramos otros 7€ por persona. A tener en cuenta para visitar el palacio que no hay acceso para minusválidos, mejor ir con mochila o con silla ligera. Nosotros íbamos con el carro (además de la mochila) y tuvimos que subirlo entre los dos el primer tramo de escaleras hasta la entrada y luego turnarnos para subir a ver el primer piso.

Palacio de La Almudaina

Después dimos una vueltecilla siguiendo esta ruta:

Ruta que seguimos por Mallorca

La verdad que al ser el día de las Islas Baleares había mucho ambiente por la calle, música en directo, castellets...aunque eso también significaba demasiada gente y más problemas para andar con el carro.
En nuestra ruta encontramos otra oficina de turismo y como teníamos algo tiempo hasta la hora del embarque entramos a preguntar a ver que más podíamos hacer. Nos recomendaron ir a la Lonja y con el poco tiempo que teníamos y yendo con carro nos recomendaron no ir al Castillo de Bellver, así que decidimos seguir dando una vuelta tranquilos y dejarlo para otro viaje que hagamos a Mallorca. Acabamos nuestra ruta en la Lonja y cogimos la lanzadera de vuelta al barco a tiempo para llegar a comer al buffet. Por la tarde un poquito de tranquilidad hasta la cena y después de cenar un ratito en la fiesta en blanco y a dormir!!

Lonja
Y vosotros, ¿habéis estado en Mallorca?¿Que recomendáis visitar por alli? Podéis dejar vuestras respuestas en los comentarios y si os ha gustado, ¡compartidlo!